lunes, 31 de agosto de 2015

Caixiña emocional - Cajita emocional

Ola!

Antes de nada dar a benvida a toda a xente nova que está chegando ao meu blog estes días. Para min é un honor que gastes parte do teu tempo en ler este pequeno recanto. :)

En canto a actividade de hoxe, como xa mencionara, a sesión do conto "O monstro de cores" quedara algo incompleta, polo que eu, o día que a realicei, ensineilles aos nenos/as a miña caixiña emocional. E que é unha caixiña emocional? É moi sinxelo, trátase dunha caixa (de cartón, de zapatos, comprada, feita a man... Liberdade de elección total) na que se gardan pequenos detalles que para un mesmo/a teñen un gran valor sentimental: tickets de viaxes en tren, flores que che regalou alguen especial, fotos de seres queridos, un diario personal... Todo o que se che ocorra, sempre que se lle teña especial cariño, vale.


Mencionar que esta idea a vin por primeira vez estudando o ciclo de Educación Infantil, da man dunha gran profesora, Ana. Gustoume tanto que logo eu a levei a cabo en varios sitios, con crianzas de 5 a 12 anos.

O que fixen primeiro foi ensinarlles a miña propia caixiña emocional, a cal teño dende fai seis anos, e na que gardo algúns tesouros que che adxuntarei nas fotografías desta entrada. Logo, pedinlles que fixeran eles/as a súa propia caixiña, dándolles unha semana de tempo, e remarcando que non era algo obligatorio.

Ao pasar unha semana os pequenos/as trouxeron as súas caixiñas e sentados en círculo, un por un foron contando o que tiñan, que significaba para eles/as, onde a habían conseguido... O que quixeran. Había dúas normas: Non se podía comentar nada ata que a persoa que lle tocase acabara de dicir todo canto quixera, e non se podía insultar nin faltar ao respeto. Non houbo problemas.


Recalcar que esta actividade ten un especial éxito entre o alumnado máis tímido, posto que lles permite expresarse sen ser criticados nin interrompidos.

Obxectivos:
-Desenvolver a afectividade cun mesmo/a ao expor obxectos con gran valor sentimental.
-Potenciar a escoita activa mediante a motivación.
-Traballar a espera de turno e a paciencia.
-Mellorar a participación na clase.
-Fomentar o sentimento de unión do grupo ao compartir experiencias significativas.

Na miña sesión trouxeron cousas moi chulas: unha mantiña de transición, medallas, pulseiras da India, etc, etc. Foi moi curioso.

E ti, a farías?






¡Hola!

Antes de nada dar la bienvenida a toda la gente nueva que está llegando a mi blog estos días. Para mí es un honor que gastes parte de tu tiempo en leer este pequeño rincón. :)

En cuanto a la actividad de hoy, como ya mencionara, la sesión del cuento "El monstruo de colores"  quedara algo incompleta, por lo que yo, el día que la realicé, les enseñé a los niños/as mi cajita emocional. ¿Y qué es una cajita emocional? Es muy sencillo, se trata de una caja (de cartón, de zapatos, comprada, hecha a mano... Libertad de elección total) en la que se guardan pequeños detalles que para uno/a mismo/a tienen un gran valor sentimental: tickets de viajes en tren, flores que te regaló alguien especial, fotos de seres queridos, un diario personal... Todo lo que se te ocurra, siempre que se le tenga especial cariño, vale.


Mencionar que esta idea la vi por primera vez estudiando el ciclo de Educación Infantil, de la mano de una gran profesora, Ana. Me gustó tanto que luego yo la llevé a cabo en varios sitios, con niños/as de 5 a 12 años. 

Lo que hice primero fue enseñarles mi propia cajita emocional, la cual tengo desde hace seis años, y en la que guardo algunos tesoros que te adjuntaré en las fotografías de esta entrada. Luego, les pedí que hicieran ellos/as su propia cajita, dándoles una semana de tiempo, y remarcando que no era algo obligatorio. 

Al cabo de una semana los pequeños/as trajeron sus cajitas y sentados en círculo, uno por uno fueron contando lo que tenían, qué significaba para ellos/as, dónde la habían conseguido... Lo que quisieran. Había dos normas: No se podía comentar nada hasta que la persona que le tocase acabara de decir todo cuanto quisiera, y no se podía insultar ni faltar al respeto. No hubo problemas.


Recalcar que esta actividad suele tener un especial éxito entre el alumnado más tímido, puesto que les permite expresarse sin ser criticados ni interrumpidos.

Objetivos:
-Desarrollar la afectividad con uno/a mismo/a al exponer objetos con gran valor sentimental.
-Potenciar la escucha activa mediante la motivación.
-Trabajar la espera de turno y la paciencia.
-Mejorar la participación en clase.
-Fomentar el sentimiento de unión del grupo al compartir experiencias significativas.

En mi sesión trajeron cosas muy chulas: una mantita de transición, medallas, pulseras de la India, etc, etc. Fue muy curioso.

Y tú, ¿la harías?

12 comentarios:

  1. Me parece una actividad preciosa. Algún día la llevaré a la práctica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Coincido total y absolutamente contigo. Yo me lo pasé genial. :)

      Un beso Raquel. ^^

      Eliminar
  2. Hola. me parece un recurso fabuloso lo de la caja emocional porque, como bien dices, permite a los alumnos más tímidos expresarse. Si tuviera oportunidad por supuesto que llevaría a cabo esta actividad. Es muy completa. Gracias por pasarte por mi blog. Ya me tienes por aquí. Seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Concuerdo contigo :) los niños/as más tímidos eran los que más se emocionaban con esta actividad, se entregaban totalmente, se expresaban contentos, tranquilos... Fue muy bonito y valioso para mí compartir algo tan íntimo con ellos/as. Yo estoy segura de que lo volveré a hacer. Si algún día tú lo haces, coméntame cómo fue porfa, me haría ilusión. :)

      ¡Un beso!

      Eliminar
  3. ¡Qué bonito!
    Una compañera me ha contado que una amiga suya está embarazada y entre todas las de la pandilla, están haciendo una "cajita" metiendo diferentes detalles para el recien nacido, pero con la condición de que no lo podrá abrir hasta que tenga 15 años. ¿Te imaginas? Me encanta el detalle. No sabía que se llamaba cajita emocional.
    Una actividad genial para los peques.
    Un abrazo Marga

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Qué chulada! Pues la verdad que lo de tu compañera al peque debe hacerle muchísima ilusión, aunque sinceramente, yo no aguantaría hasta los 15 años jajajaja. Me parece una idea genial la verdad. Y bueno, el nombre de "cajita emocional" se lo puse yo para resumir un poco esta entrada, en realidad no tiene ningún nombre registrado, claro que yo sepa jajajaja. Puedes llamarla como tú quieras, "cajita de las emociones", "cajita de los sentimientos", "cajita de los recuerdos"... ¡Originalidad al poder!

      Muchísimas gracias por tu comentario. :)

      Eliminar
  4. Respuestas
    1. Me alegra que te guste tanto como a mí Blanca. :)

      Otro para ti. :D

      Eliminar
  5. Me encantaaa!!!!!!
    Marga ,eres la mejor ya se que a veces te lo digo pero buah😍😍😍 es que jo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajajajaja que graciosa me es Uxi. :')

      Moitas grazas por botarlle un ollo, para min é todo un honor que che guste. Xa sabes, es benvida sempre por estes lares. :D

      Un biquiño e unha aperta. ^^

      Eliminar
  6. Paréceme unha idea fabulosa! O certo é que nunca escoitara falar da caixa emocional pero, de seguro, empregareina co meu alumnado cando consiga unha praza nun colexio.

    Noraboa polo teu blog!

    Un saúdo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ola! Encantada de coñecerte, vexo que eres nova por estes lares coma min :)
      Grazas pola noraboa, agora mesmo paso polo teu blog a darlle un vistazo. ^^

      A min sinceramente a caixiña emocional -non é un nome "rexistrado", inventeino eu hahaha- encántame. Apréndese un montón e compártense outro tanto de sentimentos. É fermoso.

      Unha aperta. :)

      Eliminar

A túa opinión axúdame a mellorar os contidos. Moitas grazas. :)

Tu opinión me ayuda a mejorar los contenidos. Muchas gracias. :)